Una ordenanza aprobada de Boasso establece que los comercios tendrán que avisar que no es obligatorio para el consumidor dar a conocer su número en compras que con tarjetas de crédito y débito.

"La Ordenanza de Boasso busca establecer controles en las economías delictivas, evitando la compra venta y reparación de equipos robados. Lleva dos años sin implementación por parte del Ejecutivo ".