"Me lanzo a gobernador", confirmó Barletta, que hará el acto en Rosario

Por Daniel Leñini / La Capital  Domingo 28 de noviembre de 2010 

 El intendente radical santafesino, Mario Barletta, anunció que se lanzará como precandidato a gobernador del Frente Progresista, dispuesto a competir con el o los postulantes que proponga el socialismo impedida la reelección del gobernador Hermes Binner.

Barletta avisó también que el acto de lanzamiento se concretará el 7 de diciembre en el salón La Rural de Rosario, expectante de lograr la mayor reunión de dirigentes y simpatizantes radicales posible.

En diálogo con LaCapital, el jefe capitalino fue firme en afirmar que el concejal Jorge Boasso es el candidato a intendente que se reserva la UCR para Rosario y que aún falta resolver el nombre para Santa Fe, encargado de sucederlo.

El dirigente radical estuvo ayer en Rosario, recorrió el centro y luego se corrió hasta La Florida para el almuerzo de fin de año de la firma Tersuave.

"Sí, asumo la responsabilidad y el compromiso de liderar la fórmula del Frente Progresista Cívico y Social. La decisión está basada en las definiciones de la UCR pero también en el aliento que me han acercado intendentes, presidentes de comuna, senadores, diputados, amigos empresarios y organizaciones de la sociedad civil". 

—¿Cómo marchan las negociaciones con el ARI? ¿Está definido que Carlos Comi sea el compañero de fórmula?

—Estamos dialogando con todas las fuerzas políticas del Frente Progresista porque siempre hay tiempo para llegar a un consenso de una fórmula única a través del diálogo. Hemos decidido liderar esa propuesta y, de no llegar a aquella aspiración, en el Frente Progresista iremos con distintas opciones y la ciudadanía definirá la mejor fórmula. Con Comi y Pablo Javkin estamos en dialogo en una instancia más vinculada a los programas, pero a partir de ahí profundizaremos en torno a las candidaturas.

—¿Y el candidato a intendente de Rosario está definido? ¿Será Boasso u otro?

—El candidato del radicalismo es Jorge Boasso, concejal que ha dado muestras, desde un lugar legislativo, que no es sencillo, de una capacidad enorme de trabajo y una preocupación real por promover proyectos en beneficio de la ciudad. La UCR ha entendido que es un buen candidato a intendente. 

—¿Qué ha pasado para que el radicalismo se sienta tan distinto a 2007?

—En 2007 la UCR tenía serias dificultades y asumimos con la responsabilidad de la hora reunirnos con otros partidos y ver lo que todos veíamos: la figura sobresaliente de Hermes Binner. Por eso nos encolumnamos rápido y trabajamos para que Griselda Tessio lo acompañe. Los hechos dieron la razón. ¿Qué pasó también? Se ganó la ciudad de Santa Fe, que hoy aparece diferente como muchísimos municipios y comunas.

—Muchos señalan que fue tan malo el peronismo en esa ciudad que no había otra posibilidad más que sobresalir...

—Lo que cambió es que antes no había gobierno. En Santa Fe nadie sabía quién era el intendente porque el gobernador se encargaba. En esta gestión, con Binner y sus ministros hemos trabajado en equipo. Cuando me consultó para hacer una obra emblemática para el Bicentenario, al rato estaba en mi despacho y esbozamos el parque federal. Juntos pensamos, y antes de fin de año estará inaugurada, esta obra magnífica que va desde la Redonda (un viejo taller de locomotoras) hasta el Molino Franchino, en el corazón de la ciudad.

—¿Está definido el candidato a intendente de Santa Fe?

—No. Por suerte hay muchos buenos hombres y mujeres. La gestión exige capacidad, prepotencia de trabajo y conformación de equipos.

—¿Cuál será el eje del programa de gobierno?

—Vamos a poner lo que haya que poner para avanzar en lo que falta: grandes acuerdos para la reforma constitucional, la cuestión impositiva y la convivencia pacífica. Rosario, Santa Fe, Reconquista, Rafaela y otras muchas ciudades deben acceder a la autonomía, no pueden no tener participación en la designación del director de un hospital, la directora de una escuela o el jefe de policía. Referido a la convivencia, hay que recuperar la posibilidad de estar a la tardecita tomando mate y a la noche esperar a nuestros hijos sin tanta angustia. Para ello, mano firme contra la prostitución, la trata de personas, el tráfico de drogas, que son los espacios que generan vulnerabilidad a muchos jóvenes que se involucran en hechos delictivos. Esto es una política de Estado en que oficialismo y oposición deben acorda

fuente: La Capital, Autor: Daniel Leñini. Sección Política, domingo 28 de noviembre de 2010, pag 16.