El Radical e integrante de Cambiemos en la provincia de Santa Fe, Jorge Boasso manifestó todo su dolor, tristeza e indignación por la muerte de la joven Micaela García y al igual que el Presidente Mauricio Macri, responsabilizó directamente al Poder Judicial.

El Radical e integrante de Cambiemos en la provincia de Santa Fe, Jorge Boasso manifestó todo su dolor, tristeza e indignación por la muerte de la joven Micaela García y al igual que el Presidente Mauricio Macri, responsabilizó directamente al Poder Judicial, por haber dejado en libertad al violador Sebastián Wagner, principal sospechado por el crimen y se manifestó enfáticamente a favor de modificar la Ley Nacional N° 24.660 para terminar así con las “puertas giratorias” en las cárceles de nuestro país.

“En Noviembre del año pasado la cámara de Diputados de la Nación dio media sanción a un proyecto que intenta modificar la ley de ejecución de la pena privativa de la libertad, (n°24.660), y que establece, entre otras cosas, la PROHIBICIÓN de las  salidas transitorias a los condenados por homicidio, violaciones o robos con armas de fuego. Lamentablemente el Senado aun no se ha pronunciado al respecto y es por eso que desde nuestro espacio, vemos la necesidad de expresarnos a favor de que se resuelva de forma  urgente.  Creo que en esta la mayoría de la gente estará  de acuerdo conmigo, así no podemos seguir, debemos terminar con las puertas giratorias, los violadores y asesinos deben permanecer encerrados durante toda su condena”, manifestó Boasso.

Entre los principales puntos del proyecto de ley presentado por los diputados de la U.C.R (Petri y Burgos) se encuentra la restricción al acceso a los beneficios del periodo de prueba, la libertad asistida y a la libertad condicional de todos los condenados a penas mayores a 10 años (delitos violentos, violaciones  y homicidios)

Además se elevan las exigencias de conducta, se amplían los tiempos de condena cumplida antes de ingresar al periodo de prueba y este último también sufre modificaciones sustantivas.

Para finalizar y recalcar la importancia de lograr estas modificaciones a nivel Nacional, Boasso menciono que durante el 2016 y solo dentro de Santa Fe fueron, “al menos”, unos 250 presos los que han accedido al beneficio de la salida transitoria y nunca han regresado.  Recordó además el caso de Albertengo, quien en 1994 y tras asaltar y tomar rehenes, asesino de un disparo a una moza de tan solo 19 años, hecho por el cual en primera instancia fue condenado a perpetua,  apelo, recibió una pena menor, y así  accedió a las salidas transitorias.

Volvió a robar y hasta encabezó un nuevo asalto con toma de rehenes, en 2009. Fue a un nuevo juicio y lo condenaron a 37 años de prisión,  al poco tiempo nuevamente le otorgaron el beneficio de las salidas transitorias, no regreso  y el 8 de marzo de 2016 en la esquina de Corrientes y Catamarca, volvió a cobrarse una vida, en este caso la del suboficial de la policía Mauro Mansilla, padre de una nena de 3 años por ese entonces.