El municipio debe avanzar en todos los aspectos de la ordenanza y garantizar que en las casas de comidas de la ciudad, exista una carta con alimentos libres de gluten como así también en los establecimientos públicos"

 

 Hoy se conmemora el día del celíaco, por ello el Concejal Jorge Boasso recordó que Rosario ya cuenta con el Plan de Apoyo y Protección del celíaco desde el 2010, cuando fue aprobado su proyecto por Ordenanza N° 8.734. Su objetivo principal  es garantizar la protección integral, contención social y atención médico asistencial del enfermo celíaco, en efectores públicos, mejorando su calidad de vida y la de su entorno familiar. El edil radical en Cambiemos expuso sobre los beneficios de la ordenanza en el lanzamiento del manual "Gastronomía sin Gluten", organizado por Acela Rosario, AHEGAR, y profesionales del área de nutrición y bromatología, con presencia de autoridades municipales y provinciales.

En tanto, entre las medidas trabajadas por el edil radical, se prevé que en todos los comercios y supermercados  se oferten alimentos aptos para el consumo de celíacos, de la misma manera quelas casas de comidas rápidas, restaurantes y bares de la ciudad de Rosario, donde también deberán ofrecer, dentro del menú, una opción libre de gluten. Incluso Todos los comedores municipales deben tener un menú para celiacos.

Todo alimento ofertado en el mercado y/o medicamento de consumo legal, debe contener la leyenda "contiene gluten" o "no contiene gluten", según el caso, en letra resaltada o enmarcada. Asimismo, deberá divulgarse la presente pauta en la publicidad de dichos productos.

 "El trabajo de ACELA (Asistencia al Celíaco de Argentina) y la predisposición de la La Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica de Rosario sumaron, en mucho, para incorporar en establecimientos gastronómicos diferentes opciones de menúes libre de gluten. Sin embargo, es importante que el municipio avance en el cumplimiento integral de la ordenanza", expresó Boasso.

Se incorporan entre otras medidas la realización gratuita de  análisis clínicos de detección de la enfermedad celíaca con el solo requisito de la orden médica correspondiente en todos los Centros de Salud y Hospitales Públicos Municipales, programas de control de alimentos mediante la realización de análisis y procedimientos para detectar la presencia de la proteína gluten en dichas sustancias. 

La celiaquía es una enfermedad que consiste en una intolerancia permanente al gluten. Es una enfermedad que básicamente tiene que ver con la respuesta inmunológica que el organismo del celíaco produce ante la presencia de este agente agresor que esta científicamente individualizado (enfermedad autoinmune). 

Entre las consecuencias más comunes podemos citar: anemia, cansancio generalizado, osteopenia (llevando a mujeres embarazadas y adultas en general a un severo cuadro de osteoporosis), trastornos en el crecimiento, alteraciones neurológicas, y con el tiempo cáncer intestinal, más comúnmente en forma de linfomas. Hay gente que no llega al diagnóstico porque no puede pagar los estudios. 

 

Raquitismo, baja estatura, afecciones en la piel, problemas en las articulaciones, diarrea crónica, vómitos, pérdida de peso, anemia, osteoporosis, abortos reiterados, calambres, afecciones de colon y cambios de humor son algunas de las consecuencias del gluten en un cuerpo que no lo tolera.

 

El remedio contra la enfermedad celíaca no tiene costo porque el único remedio es no comer productos con gluten. Pero el costo de no cuidarse es altísimo. Y, por eso, las personas con menos recursos económicos son las más perjudicadas en su salud.

 

 

A partir de la reglamentación de la norma a nivel nacional, dijo Boasso las obras sociales deberán reconocer los tratamientos y los análisis para diagnosticar la enfermedad celíaca.