Hay estudios que demuestran que los abuelos pueden conseguir importantes mejoras en problemas de tipo psicológico y físico gracias al apoyo de un animal doméstico.

La norma apunta a fomentar la adopción de animales en geriátricos y residencias para adultos mayores y de esta manera proporcionar estímulo para mejorar la calidad de vida a personas mayores.

La propuesta es que la Secretaría de Salud Pública establezca convenios con institutos privados de residencia para adultos mayores interesados en adoptar animales domésticos para el estímulo de sus pacientes. Hay estudios que demuestran que los abuelos pueden conseguir importantes mejoras en problemas de tipo psicológico y físico gracias al apoyo de un animal doméstico.

Una aclaración que se establece es que el instituto de residencia que acepte recibir el animal bajo su cuidado, debe brindar la esterilización, vacunación y asistencia veterinaria, y debe asumir la responsabilidad civil en caso de daños causados por aquellos.

"En algunos países se tienen animales en los geriátricos como parte de la terapia con los adultos mayores. La mayoría de las personas muestran una actitud positiva a través de su relación con una mascota”, explicó al presentar la iniciativa el concejal, Jorge Boasso. Por su parte, el Instituto Municipal de Salud Animal (IMuSA) será el encargado de dictar a las residencias participantes del programa, un curso de capacitación y sensibilización en el manejo y cuidado de animales domésticos. Además, el IMuSA deberá seleccionar a aquellos animales que destinará al programa, de manera de apartar aquellos que muestran agresividades, fobias u otras características no apropiadas para el fin del acompañamiento para adultos mayores. Por ende, se seleccionarán a los más estables, con actitudes y comportamiento idóneos para esta actividad.

Fuente: Rosario Plus