El concejal, Jorge Boasso, instó a que todas las Concesiones y Permisos de uso de bienes de dominio público, cuyo plazo inicial de otorgamiento supere el mandato del intendente en gestión, sean aprobadas por el Concejo Municipal.

Boasso viene alertando irregularidades en las concesiones de espacios públicos municipales desde el año 2010.

En 2013, pidió la intervención de la  Dirección General de Gestión y Control de Concesiones dependiente de la Secretaría de Producción y Desarrollo local del municipio. Al verse negado, creo la Comisión investigadora de concesiones.

Esta semana, volvió a estar en escena la concesión de los bares de la costanera norte, en donde la EPE detectó una conexión subterránea ilegal, siendo esta, una muestra más de las irregularidades.

“Lo de las concesiones es una vieja historia, casi todos los directores han sido cuestionados y citados por nosotros a lo largo de los años. Estoy convencido de que siempre las concesiones debieron pasar siempre por el concejo. Nunca debió  según órgano extraño en el tratamiento de las mismas. Es absurdo que hayamos aprobado la ocupación de una calle por emprendimientos de determinado horario y no consideramos los pliegos para  los espacios públicos más caros de la ciudad por quince, veinte o veinticinco años”, explicó Boasso.

A pesar de las múltiples denuncias, locales gastronómicos en espacios públicos continuaron funcionando con concesiones vencidas, contratos incumplidos, deudas en los pagos del canon, obras incompletas.

 “Proponemos que pasen por el Concejo todas aquellas concesiones que pasen el límite de una intendencia si se exceden los cuatro años del intendente en gestión. No puede ser que el Concejo no trate los pliegos ni apruebe las concesiones. Hemos demostrado poder mejorar los proyectos en varias oportunidades”, concluyó.