“Ya en las últimas tormentas quedó evidenciada la falta de mantenimiento y cuidado de gran parte del arbolado de la ciudad”, expresó el radical.

Jorge Boasso informó que los vecinos de la ciudad denunciaron que algunos de los árboles que caen tienen, desde hace años, pedidos pendientes de extracción, poda y escamonda. Y advirtió: “Los vecinos aseguran que muchos de esos ejemplares esperan una intervención del estado debido a su situación crítica”.

“Ya en las últimas tormentas quedó evidenciada la falta de mantenimiento y cuidado de gran parte del arbolado de la ciudad”, expresó el radical.

En agosto de 2005 se conoció un relevamiento sobre 185 mil ejemplares, alineados en las veredas de la ciudad, encargado por la Municipalidad de Rosario a la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional, donde precisaba la existencia de 3.421 árboles secos y otros 1.814 con "inclinación peligrosa". Es decir que 5.235 ejemplares debían ser removidos por su mal estado general. Sin embargo no se informaron avances al respecto, alertó el edil.

Para finalizar, Boasso anunció “Pasaron más de (10) diez años de este relevamiento, por eso pedimos conocer la cantidad de reclamos de poda, escamonda, extracciones y estudios fitosanitarios sin atender a la fecha, y un cronograma general para el año en curso."