A raíz de enfrentamientos violentos entre bandas de menores en el corazón de la ciudad, Plaza Pringles, el concejal Boasso solicita se instalen cámaras de video vigilancia. 

Un periodista de nuestra ciudad, agredido por menores pertenecientes a bandas y grupos sectorizados de la ciudad que peleaban en la Plaza Pringles,de distinto nivel social, radicó la denuncia en la comisaría 2da y hasta el momento nada se ha hecho.

Distintos grupos de adolescentes se encuentran los viernes y fines de semana en la Plaza Pringles y se producen enfrentamientos violentos, con amenazas a los que están en la zona y en el caso del periodista robo de sus herramientas de trabajo.

Esta Plaza se ha convertido en tierra de nadie cuando todos son testigos de los hechos que ocurren. Es necesario que se tomen medidas y que los padres tomen conocimiento de estos hechos.Por ese motivo Boasso solicitó se coloquen cámaras de video vigilancia como prueba piloto en esta Plaza.

El año pasado el concejal presentó un proyecto, expediente 166.390, proponiendo la colocación de estas cámaras, en sectores con gran afluencia de público y ya marcadas como muy inseguras, lamentablemente todavía duerme en comisión.

"Creo afirmó Boasso, que las cámaras intimidan y antes de empezar una pelea, los chicos lo van pensar a fin de no quedar registrados. No es una solución, pero algo debemos hacer".

También propuso mayor presencia de la Guardia Urbana Municipal y la necesidad de que el Municipio solicite a la provincia presencia policial permanente.