Los parques de la ciudad son para que los rosarinos disfruten por lo tanto es deber del municipio mantenerlos en condiciones.

 

Muchos vecinos denunciaron y lo comprobamos, el estado en que se encuentran los bancos de hormigón en el Parque Irigoyen.

No sólo están dañados, sino que grandes piezas se hayan dispersas por el lugar, lo que supone un riesgo para los vecinos y fundamentalmente para los niños que concurren al parque. 

Por ese motivo el concejal Boasso, atendiendo los reclamos y denuncias que se presentan a traves de este sitio le solicitó a la municipalidad para que proceda en forma urgente a retirar las piezas dañadas de los bancos de hormigón en el mencionado parque y reemplazarlas para que los concurrentes puedan disfrutar de este espacio rosarino. 

Además, concluyó el concejal, debemos reforzar la seguridad en todos los parques de la ciudad para evitar actos vandálicos y retomar de una vez por todas la figura de cuidador de plaza.