Boasso recordó que en octubre de 2014 se aprobó un proyecto de su autoría a tal fin.

“El proyecto de Boasso busca prohibir las colas de espera que mantengan parada a las personas por un tiempo mayor a los 30 minutos. Las que se realicen a la intemperie o en el exterior.  Y las que, aunque provean suficiente asientos, superen los 90 minutos de espera”

“Boasso considera que se deben extremar los cuidados en esta época del año en que aumentan los contagios por gripe y resfriados"

Boasso volvió a impulsar su proyecto presentado en el 2002, solicitando la modificación del Código de Faltas de la ciudad a los fines de que los adultos sean responsables de los actos de sus hijos.