Todos sabemos lo práctico, fácil y económico que nos resulta cargar nuestras compras del súper en decenas de bolsitas de plástico, pero no todos estamos al tanto del irreversible impacto ambiental que ocasionan estas "aparentemente inofensivas" compañeras de nuestras compras. Es que las bolsas de polietileno tardan entre 100 y 400 años en degradarse.