El Concejal informó que desde el Ejecutivo Municipal ya están confeccionando el Decreto Reglamentario que estará listo en diez días. Se definió que se van a controlar anfetaminas, opiáceos, cannabis, cocaína, metanfetamina y metadona. Cada droga tendrá su punto de corte.

Este martes el Concejal Jorge Rosario Boasso se reunió en la Secretaría de Salud Pública de la Municipalidad de Rosario, con la Subsecretaria: Dra. Silvia Marmiroli,  algunos profesionales médicos, el Secretario de Control y Convivencia Ciudadana, Dr. Gustavo Zignago, el subsecretario: Dr. Guillermo Turrin y con el Director General de Tránsito, Gustavo Adda, con el fin de seguir avanzando en la implementación de los controles de narcolemia a los conductores.

En la primera reunión, la Intendenta Mónica Fein ya había dispuesto realizar reiterados encuentros con las diferentes áreas para ir definiendo la ejecución de la Ordenanza 9195, autoría del edil radical.

Boasso informó que desde el Ejecutivo Municipal ya están confeccionando el Decreto Reglamentario que estará listo en diez días. Paralelamente se comenzarán los procesos licitatorios o contractuales para adquirir los dispositivos para el control en calle de drogas por saliva. Los mismos serán conjuntamente con los de alcohol.

En otro orden, se definió que se van a controlar anfetaminas, opiáceos, cannabis, cocaína, metanfetamina y metadona. Cada droga tendrá su punto de corte, medida en nanogramo.

En el encuentro se ratificó que no es intención perseguir a los consumidores, sino evitar que conduzcan drogados. Por otra parte, se ofrecerá a los adictos acceder de manera voluntaria a un tratamiento médico  y terapéutico a través de los efectores públicos.

Para finalizar Boasso adelantó que se comenzarán con los controles en forma preventiva, educativa y experimental. Sin sanciones, sólo apercibimientos y con la entrega de folletería. Recién luego de los 90 días se aplicarán las mismas sanciones que con el alcohol. Multas y retiro de la licencias.